20 años de Adobe InDesign

El año 1999 marcó muchos momentos que transformaron nuestro mundo. Este fue el año del lanzamiento de Napster, el estreno de la primera película de Matrix y, lo que es más importante, InDesign salió al mercado. Han pasado 20 años desde la introducción de InDesign, y la industria para los profesionales creativos ha cambiado para siempre.
Hoy en día, InDesign continúa lanzando innovaciones que algún día también parecerán cotidianas.

[Redacción] “Si alguien me hubiera dicho hace 20 años que tendríamos un impacto fundamental en la industria editorial, no les habría creído”, dijo John Warnock, cofundador de Adobe.

InDesign se presentó al mundo tras la revolución de la autoedición, cuando la informática y la edición impresa se hicieron más accesibles para todas las personas. Por primera vez, individuos, empresas y organizaciones (grandes y pequeñas) pudieron diseñar, maquetar y publicar directamente casi cualquier contenido sin esfuerzo. Las primeras versiones de InDesign hicieron avanzar al sector gracias a su compatibilidad con las tipografías OpenType y las funciones de transparencia, así como a la alineación de márgenes ópticos.

20 años de innovación

Ha recorrido un largo camino desde 1999. Aunque InDesign no fue el primero en ofrecer una solución de maquetación, la herramienta se centró en proporcionar a los profesionales creativos las primeras innovaciones de la industria. En aquel momento, InDesign fue la primera aplicación de maquetación que permitió a los editores diseñar con transparencia. MacWorld publicó esto sobre InDesign en 2001: “La característica más impresionante de la próxima actualización de InDesign es la transparencia de los objetos. Permite cambiar la opacidad de cualquier cosa en el texto de una página, cuadro o imágenes”. Esta fue una innovación que ahora damos por sentado.

Hoy en día, InDesign continúa lanzando innovaciones que algún día también parecerán cotidianas. Los componentes de diseño predictivo impulsados por los algoritmos inteligentes de Adobe Sensei harán que los diseñadores sean más productivos y rápidos que antes. Content-Aware Fit, una función basada en Adobe Sensei, determina de forma inteligente el punto focal y recarga automáticamente las imágenes para que se ajusten al diseño de un documento.

Las nuevas innovaciones continúan permitiéndonos hacer cosas que eran imposibles hace unos años. En 1999, las personas de todo el mundo, desde los EE.UU. hasta Japón, estaban curiosas y entusiasmadas con las posibilidades de InDesign. Ante un futuro de hardware cada vez más potente y con capacidades de inteligencia artificial, podemos estar seguros de que sólo hemos arañado la superficie de lo que es posible con InDesign y el resto de herramientas de Adobe Creative Cloud.

Noticias relacionadas