Web to Print, ¿éxito o fracaso?

Más de la mitad de los intentos de crear una tienda en Internet acaban sin ni siquiera haber llegado a tener una primera versión de la tienda en funcionamiento, una tienda capaz de recibir pedidos.
Una de las claves del éxito es la forma de identificar los retos adecuados que resolver y posteriormente entregar una solución bien planificada a sus clientes.

José Salas

Los motivos son muy diversos, pero antes de relacionarlos centrémonos en las cuestiones que hay que tener muy presentes antes de empezar.

Debemos tener claro que el comercio electrónico y los servicios en línea ya no son el futuro, en realidad son el presente, y los recientes acontecimientos así lo han constatado.

El objetivo de la puesta en marcha inicial debe ser para ofrecer la solución más básica que pueda ser suficientemente convincente como para proporcionar valor para el grupo de clientes que usted está empezando a atender en este canal. Aprenda, ajuste, priorice y vuelva a habilitar más servicios y funcionalidades en línea.

Se necesita tener un conocimiento preciso de la situación actual. Usted conoce los productos y servicios que su empresa presta en estos momentos; conoce a los clientes que atiende, qué problemas tienen y cómo resolverlos.

Asegúrese de tener una idea muy definida de lo que desea y de lo que no desea ofrecer. Piense en su tienda como en una herramienta automatizada, un autoservicio que permite a su cliente realizar algunas operaciones por su cuenta. Por ejemplo, no es probable que nadie pida una hipoteca a través de un cajero automático. Por este motivo, tiene que saber que usar una tienda en línea para tareas complejas no es una buena idea.

Usted sabe perfectamente con qué productos y servicios es competitivo, entonces sabe por dónde tiene que empezar. Internet es un mercado muy competitivo y algunos de sus competidores ya le han tomado mucha ventaja.

Para crear su tienda en línea, es necesario un objetivo de partida bien definido que le da a su personal la oportunidad de conseguir adaptarse cómodamente a la solución, no únicamente como un nuevo canal de servicio, sino también un laboratorio de servicio al cliente en línea que siempre va a estar cambiando para satisfacer mejor las necesidades de los distintos clientes.

Obviamente, el lanzamiento de una solución en línea tiene un gran impacto para toda su organización y es necesario que alguien explique y defienda este proyecto a todos sus departamentos, tanto interna como externamente. Tiene que ser alguien que entienda los problemas a los que se enfrentan sus clientes y cómo su nueva solución ayudará a hacer su trabajo más fácil.

No es necesario que este “embajador” del proyecto sea la persona con mayores conocimientos técnicos ni experta de la organización. Aquí es donde a menudo salen mal las cosas: si esta persona percibe en el proyecto un enemigo a su ego, a su autoridad o a su puesto de trabajo, no es la indicada.
El éxito no se basa en la configuración técnica, sino en cómo se entrega y se configura la solución como servicio a sus clientes. El apoyo en los genios informáticos tiene sentido, pero no hay que confundir la capacidad técnica con las habilidades empresariales, de marketing y de comunicación necesarios para poner en marcha una tienda Web-to- print que haga las delicias de sus clientes. Necesita a alguien que sea directamente responsable de asegurarse de que lo que se ofrece está bien representado en este espacio, ya que es un servicio y un canal de marketing, no solo un desafío técnico.

Es importante que priorice y seleccione un grupo objetivo de clientes con los que tenga mucha confianza, ofrézcales un producto o servicio básico que realmente marque la diferencia. Aprenda de esto, y siga expandiendo sus ofertas, de esta forma irá acumulando pequeñas victorias… y algunos fracasos (lecciones).

Una de las claves del éxito es la forma de identificar los retos adecuados que resolver y posteriormente entregar una solución bien planificada a sus clientes. Cuando tanto el punto de partida como el objetivo están definidos, es el momento de elegir los socios adecuados para este proyecto, con conocimientos de comercio electrónico y del sector de las artes gráficas.

Noticias relacionadas