Apex e iPB Printing se asocian para innovar

Ton Lavrijsen y su hermano Bart son la tercera generación al frente del negocio familiar iPB. Tras estrenar recientemente dos nuevas máquinas de impresión flexográfica Bobst de 10 colores, están listos para ir de nuevo más allá de sus propios límites de innovación con sus soluciones para el embalaje. “La tecnología es la herramienta gracias a la cual sobresalimos en lo que más nos distingue de nuestros competidores: el desarrollo de productos. Por eso, para nosotros también es muy importante asociarnos con especialistas como Apex International, ya que la suma de nuestras habilidades y conocimientos nos permite a los dos mejorar e innovar con más rapidez”.
Apex e iPB Printing se asocian para innovar
Ton y Bart Lavrijsen, propietarios de iPB Printing junto a la máquina de impresión de última tecnología Bobst Flexo.

La empresa nunca ha temido los cambios y siempre ha estado dispuesta a explorar nuevas oportunidades comerciales. Lavrijsen lo expresa de otra forma: “La innovación es parte de nuestro ADN”. El negocio que se fundó en 1938 era una central lechera, pero fue evolucionando hasta convertirse en una empresa de importación-exportación de productos de repostería en los años 70. Ante el crecimiento del negocio, iPB se trasladó en 1988 a una nueva sede, desde la cual opera todavía. En estas instalaciones también creó su propio negocio de impresión y embalaje en los años 90: “A principio comprábamos etiquetas preimpresas en las que nosotros mismos imprimíamos datos de los ingredientes antes de despachar nuestros productos a minoristas de toda Europa. Con el tiempo acabamos ocupándonos del procedimiento completo de impresión de etiquetas para nuestros proveedores”.

En el año 2000 la industria de productos lácteos y de pastelería experimentó cambios radicales, y los proveedores comenzaron a crear grandes grupos empresariales para poder comerciar directamente con organizaciones minoristas internacionales. Ton y Bart Lavrijsen tuvieron que cambiar de rumbo y de marcha. Decidieron centrarse por completo en el desarrollo de lo que hasta ese momento había sido una actividad al margen de su negocio principal: “Diseñar y producir soluciones de embalaje flexibles e innovadoras para una gran variedad de clientes, cada uno con sus deseos particulares.

La clave es el desarrollo de los productos

Su negocio de impresión tomó vuelo rápidamente desde sus inicios en 2003, pero poco después estalló una fuerte crisis económica que golpeó duramente al sector de la impresión en general. “Salimos adelante en aquellos tiempos revueltos, en parte porque además de etiquetas adhesivas también producíamos embalajes flexibles y etiquetas "in mould". Pero lo más importante es que, para nosotros, nuestra auténtica esfera de competencia es el ‘desarrollo de productos’, no la ‘impresión’. Por supuesto que la impresión tiene que ser perfecta –y nosotros ponemos el listón muy alto– pero nuestros conocimientos de los procedimientos de impresión son lo que nos distingue de los demás. Combinar estos tres segmentos diferentes del embalaje bajo un mismo techo nos permite intercambiar innovaciones técnicas entre nosotros. Por ejemplo, ahora hemos empezado a aplicar la tecnología de troquelado, utilizada en nuestro segmento de etiquetas adhesivas, en el negocio de etiquetas "in mould", y aprovechamos nuestros conocimientos del tratamiento previo de los materiales en otros segmentos”.

Control perfecto

Ton Lavrijsen explica cómo incluso con las mejores máquinas de impresión es imposible satisfacer las expectativas si no cuentas con las planchas, las tintas y los materiales adecuados: “Hay que controlar el proceso de principio a fin. Lo importante es obtener la combinación exacta que se necesita, siempre y en cada momento, no solo en una tirada de prueba de 1000 metros, sino también para 100.000 metros en 85 variedades diferentes. Y hay que hacerlo de una forma rápida, buena y predecible. Cumplir con los principios de la ‘flexografía digital’ nos permite ofrecer a los clientes nuestro magnífico sistema de color ‘iPB ColourAssist’”. Exactamente por ese motivo las dos máquinas Bobst recién instaladas se han modificado para satisfacer las exigencias exactas de iPB Printing. “Y esta es también la razón por la que hemos involucrado a Apex International para que nos suministre sus rodillos anilox”.

Transferencia constante de la tinta

Los rodillos anilox constituyen una parte crucial del procedimiento de impresión, explica Lavrijsen, ya que tienen que proporcionar una transferencia de tinta homogénea y precisa: “Y eso es aún más difícil, puesto que en iPB Printing no utilizamos tintas estándar o imprimaciones. La impresión con tintas UV presenta sus propios desafíos adicionales, lo mismo que imprimir con tinta blanca sobre materiales claros”. Los rodillos GTT grabados con láser de Apex, con su geometría patentada de anilox Open Slalom Ink Channel, ofrecerán a iPB Printing nuevas soluciones para estos desafíos. Además, GTT abrirá nuevos caminos para seguir explorando nuevas oportunidades para la impresión con paleta fija en siete colores: “Estamos deseando empezar a imprimir gran parte de nuestros productos de esta forma. Hasta ahora, los resultados de la impresión pueden ser perfectos para las etiquetas adhesivas, pero todavía se puede mejorar para varios de los materiales que utilizamos en los embalajes flexibles y las etiquetas "in mould". Por tanto, tenemos que mejorar este concepto y adaptarlo a la medida de nuestros productos y materiales específicos, así como a la calidad que nuestros clientes esperan de nosotros”.

Socios en I+D

Además de seguir invirtiendo en su propio programa de investigación y desarrollo, iPB también desea colaborar con proveedores de tintas y planchas, fabricantes de prensas y otros especialistas: “Estamos intentando encontrar formas de ir más allá de los límites de la tecnología para poder desarrollar nuevos productos, y por eso necesitamos proveedores que nos ayuden a conseguirlo. Apex es un ejemplo perfecto de las compañías con las que queremos asociarnos, y en este caso apenas se encuentra a unos kilómetros de nuestros locales. Sus expertos y nuestros técnicos podrán reunir sus habilidades y conocimientos para dar un gran salto adelante”.

La rápida evolución del mercado de los embalajes abre muchas oportunidades para iPB, dice Lavrijsen: “La diversificación en los embalajes, las tiradas más cortas en más variedades, los plazos de entrega más cortos y las entregas justo a tiempo son tendencias que constituyen un reto para nosotros y nuestros clientes. Para responder a las cambiantes exigencias de los clientes, los propietarios de las marcas tienen que desarrollar constantemente nuevos productos. Y los productos nuevos necesitan soluciones nuevas. Y aquí es donde entramos nosotros”. En iPB Printing, ‘innovación’ no es solo una palabra de moda, concluye Ton Lavrijsen”.

www.apex-groupofcompanies.com
www.ipbprinting.com

Noticias relacionadas

Apex Europe, B.V.

APARTADOS: Suministros para envases y materiales flexibles 5527 ZG Hapert, Países Bajos Más información