La nanotecnología de Landa deslumbra en Schelling AG

La compañía del legendario Benny Landa, el padre de la impresión digital comercial, organizó un Open House en la sede de Schelling AG, uno de los mayores convertidores de Suiza. La empresa ha adquirido una prensa S10, convirtiéndose en una de las primeras compañías europeas en apostar por la nueva tecnología de Landa.
“La S10 supera hasta cinco veces el rendimiento de otras prensas digitales, admite sustratos listos para usar (recubiertos y no recubiertos), ofrece impresión de alta velocidad y escalable desde copias individuales a trabajos versionados y agiliza las operaciones en cualquier entorno de flujo de trabajo”, destaca Nachum Korman, director comercial del Grupo Landa.

[Javier López] Schelling AG es toda una institución en el mundo de la impresión en Suiza. Una compañía familiar nacida en 1876 enfocada actualmente en los mercados de impresión comercial y packaging. El cuartel general de la compañía se encuentra en Rupperswil, aunque tiene cinco bases de producción más en Suiza y Alemania, y su plantilla la conforman 600 empleados. Su gran aval: 140 años de experiencia y trabajar para clientes de la talla de Nestlé, Unilever, Hero. Bosch o Playmobil.

Schelling AG es una de las primeras empresas en el mundo en contar con una prensa S10 de Landa. “Los early adopters son los verdaderos partners. Empresas que arriesgan apostando por una nueva tecnología y cuyo trasvase de información y trabajo definen el futuro del sector”, afirma Nachum Korman, director comercial del Grupo Landa. Schelling AG ya forma parte del selecto grupo de convertidores que poseen máquinas de Landa y usan su novedosa tecnología nanográfica junto con Edelman Group (Alemania), Mercury Print Productions (Nueva York), Virtual Packaging (Texas), Marketing Alliance Group (Georgia), Route 1 Print (UK), ZRP Printing (China), Groupe Prenant (Francia) y Grupo Gondi (México), entre otros.

La presencia de la tecnología de Landa en países de tres continentes demuestra el creciente interés de la industria hacia la nueva tecnología disruptiva que propone su portfolio, con la S10 para impresión digital y packaging; y la W10, pensada para imprimir en packaging flexible. No hay que olvidar que la cabeza pensante detrás del grupo es la de Benny Landa, considerado como el padre de la impresión digital comercial y el que fuera creador de Indigo (tecnología que vendiera a HP en 2002 por 830 millones de dólares) y propietario de más de 800 patentes en la industria. El emprendedor e inventor israelí ha construido una empresa que pretende seguir cambiando las reglas del mercado de la impresión digital y llevarlo a nuevos horizontes.

El Grupo Landa se compone actualmente de cuatro unidades. La principal es Landa Digital Printing, cuyas imprentas Nanographic Printing son su principal activo. Estas prensas combinan de forma económica la versatilidad de lo digital con la calidad y la velocidad del offset. El segundo vértice es Landa Labs, la rama innovadora del grupo que investiga en nanotecnología para su uso en energías alternativas, revestimientos industriales, cosméticos, embalajes, administración de fármacos y otros campos. Por su parte, Landa Ventures invierte en empresas de reciente creación con tecnología disruptiva, mientras que Landa Fund ayuda a los jóvenes más desfavorecidos a cursar estudios superiores.

Descubriendo el potencial de la nueva prensa S10 Nanographic de Landa

La prensa S10, diseñada especialmente para las industrias de embalajes y conversión, es actualmente el buque insignia de Landa. La compañía la define como la prensa digital más productiva del mercado ya que puede llegar a imprimir hasta 6.500 hojas de gran formato (B1 / 41 in.) por hora con sustratos estándar de espesor de 2.4-32 pt. (60-800 m). “La S10 supera hasta cinco veces el rendimiento de otras prensas digitales, admite sustratos listos para usar (recubiertos y no recubiertos), ofrece impresión de alta velocidad y escalable desde copias individuales a trabajos versionados y agiliza las operaciones en cualquier entorno de flujo de trabajo”, destaca Nachum Korman, director comercial del Grupo Landa.

La clave de su productividad y calidad radica en su exclusivo proceso Nanographic Printing, el cual ofrece impresión de calidad litográfica con la eficiencia y versatilidad de la impresión digital sin planchas. Los eyectores de tinta ofrecen una alta resolución de 1.200 ppp y una amplia cobertura, múltiples niveles de gris y una definición de color excepcional, similar a cualquier trabajo producido en offset. Y dos claves más que definen la excelente calidad de sus acabados... La primera es la combinación de trabajo de sus cabezales -equipados con más de 2000 boquillas que expelen 8000 gotas de tinta por segundo- junto con su propia tinta NanoInk, la cual consigue nanopigmentos más pequeños que absorben más luz en su área de superficie y proporcionan colores ultra-profundos y ricos. “El Planeta Tierra y una moneda: esa es la escala de tamaño de las partículas de NanoInk con respecto a cualquier superficie. Con la S10 es como si pudieras controlar cada gota de lluvia en una tormenta en la ciudad de Nueva York”, aseguran desde Landa.

La segunda y todavía más definitoria innovación es que la S10 no imprime directamente en el papel, sino que lo hace en una manta la cual transfiere la imagen a la superficie final. “No ponemos tinta mojada en el papel, lo hacemos en nuestra propia blanket (manta), la cual luego traspasa la imagen a la superficie. Al no mojar el papel los puntos son más definidos y perfectos. Esto no es una variación de la impresión inkjet, es algo completamente nuevo que actualmente nadie más puede hacer en la industria”, aseguran. Además de estas características la prensa está equipada con un espectrofotómetro para mantener la consistencia del color y la uniformidad de impresión. Un sistema de inspección verifica automáticamente el registro y las condiciones de la boquilla, detecta artefactos y valida códigos de barras y códigos QR. Entre sus otras especificaciones estrella destacan su sistema de ajuste de papel totalmente automatizado, el cual permite cambios rápidos a nuevos sustratos y tiradas largas sin parar; además de la posibilidad de controlar la impresora a nivel remoto vía móvil o tableta.

Aún y con toda la innovación tecnológica, Beat M. Schelling, director general de Schelling AG, asegura que las impresoras de Landa se venden, sobre todo, a partir de un intangible: la pasión y el compromiso de su equipo. “Lo que me hizo decidirme por adquirir una S10 fue el efecto touch & feel. Fui al cuartel general de Landa en Israel y quedé fascinado por el compromiso de sus trabajadores y la pasión con la que viven su tecnología”, asiente Schelling. “No puedes construir una gran empresa sin tener los partners adecuados y Schelling AG es uno de ellos. Este tipo de colaboraciones son las que nos hacen crecer a todos”, concluye el propio Benny Landa.

Noticias relacionadas:

Landa

APARTADOS: Suministros para impresión digital Rehovot 7612301, Israel Más información