Evolución de los sistemas de imposición

Todos sabemos que tan solo unos años atrás, la cantidad de ejemplares a imprimir, así como el margen que existía era bastante diferente al actual, además, la mayoría de imprentas no tenían departamento de preimpresión, por lo que entre una cosa y la otra el cálculo de como de imponer los trabajos estaba bastante estandarizado sin tener en cuenta qué método era el mejor para cada impresor, por lo que tenia una importancia relativa. Pero, eso ya es cosa del pasado y los tiempos y la tecnología han cambiado.

Uno de los grandes problemas a la hora de calcular y realizar las imposiciones es cuando tenemos que combinar diferentes trabajos, con diferentes medidas y cantidades. En inglés se llama “Ganging” en castellano “Amalgama”

Daniel López López

Como sabemos una de las partes más importantes en la producción es saber como se tiene que realizar la imposición, debido a que la forma en que se impone afecta tanto a los costes como a la producción. No es lo mismo realizar un plegado de 12 páginas que uno de 8 y otro de 4, ¿verdad?, cada empresa y según sus capacidades productivas necesitará uno u otro sistema de plegado para ser más eficiente.

Si nos paramos a pensar, durante años la mayoría de empresas han ido adquiriendo nueva maquinaria de impresión, de acabados, etc., para poder ser más productivos, pero en la mayoría de casos el cálculo de la imposición se continuaba realizando de la misma forma, lo que conlleva a que, lo que se ganaba por un lado, se continuaba perdiendo por otro, debido a que el cálculo de como se tenía que producir continuaba siendo el mismo.

También es cierto que durante esos años la mayoría de fabricantes de sistemas de imposición tampoco han realizado grandes cambios tecnológicos que supusieran un cambio lo suficientemente profundo para pensar en cambiar la forma de trabajar. Solo eran cambios que afectaban a trabajar con PDF en vez de PS, compatibilidad con nuevos sistemas operativos y mayor velocidad, nada interesante.

Y, llego el JDF

Pero llegó un momento en que comenzó a sonar con fuerza las letras “JDF”, ¿lo recuerdas?, JDF que significa “Job Definition Format” nació con la idea de poder automatizar y conectar diferentes sistemas de la producción gráfica, y como es lógico entre ellos estaba la conexión con los sistemas de “Imposición”, este fue un pequeño pero gran cambio desde el cual se comenzó a dar la importancia que necesitaba a los sistemas de imposición, ya que se entendía que, “el cómo” se iba imponer el trabajo era una parte fundamental para el ahorro de costes y mejora de la producción.

El JDF ayudó mucho a que los sistemas de gestión ERP/MIS comenzaran a tener en cuenta información que sería necesaria para realizar la imposición, como “tipo de plegado”, espacio para “el fresado”, encuadernación, etc., que antes no se tenían en cuenta, pero que influyen en el resultado final. No es lo mismo un plegado de 16pags grapado que fresado, ya que uno necesita un espaciado entre página y página para poder realizar la fresa, lo que significa que la medida del papel que necesitemos para producirlo será diferente.

Todo esto estaba muy bien, pero el problema es que el JDF estaba muy enfocado a la integración para Libros y Revistas. En la mayoría de casos los sistemas de imposición trabajan con plantillas estáticas donde se indicaba el tipo de plegado, la medida de la página y la medida de la hoja. Los sistemas de gestión generaban un JDF indicando las plantillas que se tenían que utilizar para cada trabajo y lo enviaban al software de imposición para que éste generara la imposición automáticamente y que posteriormente enviaba al WorkFlow “Flujo de Trabajo” para imponer las páginas y sacar los ferros y las planchas.

Visto así, esto ya era un gran avance que permitía poder vincular el ERP/MIS con producción de una forma bastante sencilla que nos permitía aumentar la producción a la vez de asegurarnos que los trabajos se realizaban correctamente porque previamente se había vinculado las plantillas de imposición con el software de gestión. Pero el problema es que esto estaba muy bien para Libros o Revistas, pero cada vez era más necesario realizar estos cálculos en las imposiciones para trabajos combinados “Amalgamas”, aquí fue donde todo se complicó y cuando comenzaron a surgir los sistemas de Imposición 4.0.

Amalgamas y Web2Print

Uno de los grandes problemas a la hora de calcular y realizar las imposiciones es cuando tenemos que combinar diferentes trabajos, con diferentes medidas y cantidades. En inglés se llama “Ganging” en castellano “Amalgama”. Calcular como realizar las imposiciones para agrupar diferentes productos es una tarea bastante compleja que requiere mucho tiempo, tanto para pensar como realizar el trabajo como posteriormente para realizar esas imposiciones. Además, cada vez más empresas tienen impresión Offset y Digital, por lo que hay que pensar en optimizar los cálculos para saber que agrupaciones son optimas para impresión digital y cuales, para offset, te aseguro que no es una tarea sencilla.

A esto hay que añadir que en los últimos años muchas empresas de impresión han optado por abrir tiendas on-line “Web2Print” para poder vender sus impresos directamente al cliente final. Esto ha hecho que diariamente nos lleguen muchos pedidos del Web2Print con diferentes cantidades y medidas, pero que en muchos de ellos se utiliza el mismo tipo y gramaje de papel, por lo que es necesario calcular si es viable agruparlos para su impresión o imprimirlos separadamente, ¿en offset o digital?. Si tenemos 5 pedidos se puede calcular manualmente, pero, ¿y si son 20?, son muchas las variables que hay que calcular y todo ello tiene que ser muy rápido ya que los pedidos se tienen que entregar con urgencia. Una mala decisión hará que en vez de ganar, perdamos dinero en cada pedido.

Y, llego la imposición 4.0

Vista toda esta problemática algunas empresas comenzaron a pensar en que la forma de trabajar de los sistemas de imposición estaban obsoletos y no valían para las nuevas problemáticas actuales y de futuro, por lo que comenzaron a desarrollar lo que ahora se conoce como sistemas de Imposición 4.0.

¿Qué es Imposición 4.0?, la primera diferencia es que estos sistemas son “inteligentes”, pueden trabajar con plantillas dinámicas o crearlas directamente al “vuelo” según las características de cada trabajo. Otra de las diferencias es la “integración”, además de poderse conectar con sistemas de gestión o Web2Print, también permiten enviar los datos de las imposiciones a los sistemas de acabados, como encuadernadoras, guillotinas, máquinas de corte, etc.

Dentro de los sistemas de Imposición 4.0, se pueden dar de alta la maquinaria que tenemos (impresión, materiales y acabados), indicar las capacidades de cada uno de ellos, así como indicar todos sus costes. La Imposición 4.0 no quiere competir con un ERP/MIS (como veremos son amigos), pero si que necesitan esta información para poder calcular cual es la forma más optima de realizar cada uno de los trabajos. Por ejemplo, cuantas veces puedo plegar un papel, que tipo de plegado va mejor en mi encuadernación o priorizar menos cortes o desperdicio de papel.

¿Cómo funcionan?, para resumirlo muy brevemente “conectados y automáticos” una vez que los hemos configurado su funcionamiento es bastante simple, solo hay que enviar los trabajos a realizar para que el sistema calcule la forma más óptima de realizarlos, a partir de ahí, la magia de la tecnología hace el resto. ¿Parece sencillo?, y lo es, pero como en todo, hoy en día hay mucho desarrollo en tecnología que es la que se encarga de analizar y calcular todas las combinaciones posibles para conseguir la mejor combinación entre el tiempo de producción y los costes. La potencia de calculo de los ordenadores actuales hace posible que estos sistemas calculen miles de diferentes opciones en unos pocos segundos, permitiendo eliminar uno de los grandes problemas que existen en la actualidad en la producción grafica que es saber ¿como imponer los trabajos para ahorrar costes y ser más eficiente?.

Como he comentado los ERP/MIS son amigos de los sistemas de Imposición 4.0, ¿Por qué?, la explicación es sencilla. Cada sistema tiene su propio fin, automatizar la imposición o realizar el cálculo de las amalgamas es un proceso muy complicado, para los ERP/MIS es un alivio que otros sistemas se encarguen de esta complicada tarea, además, la finalidad es que ambos sistemas se comuniquen, el ERP/MIS envía los datos de los trabajos con un simple XML al sistema de Imposición 4.0, este los calcula y le devuelve el resultado al ERP/MIS.

Resumiendo

Desde sus inicios y durante muchos años los sistemas de imposición han permanecido sin realizar grandes cambios en su funcionamiento, un operario creaba las plantillas de imposición y luego según el trabajo a realizar cargaba unas u otras. Luego llego el JDF que permitió automatizar esta tarea sobre todo para trabajos que eran Revistas o Libros, pero el mercado actual necesita nuevas soluciones de imposición, de ahí que nacieran los sistemas de Imposición 4.0, los cuales son dinámicos e inteligentes y adaptados a las necesidades actuales y futuras de Web2Print, Amalgamas, Objetos irregulares, Dato Variable, etc.

Ahora que ya sabemos lo que son y como funcionan, lo que seria ilógico es continuar trabajando con los sistemas antiguos, ¿no crees?

Noticias relacionadas

ID - Soft

APARTADOS: Empresas de servicios 08020 BARCELONA, España Más información