BOBST M5 con REVO es un sueño hecho realidad en Lexit

La adopción de los procesos de color REVO centralizados en una impresora flexo M5 de BOBST ha permitido a la fábrica de Lexit de Mölnlycke (Suecia) imprimir etiquetas con casi cualquier número de valores Pantone a partir de un set de tintas estándar de siete colores. Utilizar siempre los mismos colores de tinta, en combinación con las planchas preconfiguradas de la impresora M5, implica realizar cambios sin tener que detener la máquina y casi sin necesidad de limpiar las planchas o los rodillos anilox tanto en tiradas cortas como largas.
Michael Paulin, Jefe de planta, Lexit Group Sweden, junto a la impresora BOBST M5 DigiFlexo con REVO.

[Redacción] «Es flexo, pero está tan cerca de la impresión digital como desee llegar», afirma Michael Paulin, jefe de planta. «Ha sido un sueño hecho realidad gracias a REVO. Ahora podemos imprimir una etiqueta CMYK y Pantone complicada y tener la certeza de que el resultado en la impresión de la impresora será igual a la prueba. Hemos reducido el tiempo de preparación e incrementado la velocidad. A decir verdad, primero tuvimos que cambiar todas las fases y procesos de preparación para obtener un rendimiento óptimo.» De hecho —añade— algunos trabajos se han transferido de la impresora digital de Lexit a la BOBST M5, ya que resulta más rentable.

«Nuestros clientes han visto que con la BOBST M5 el registro es realmente perfecto y no se mueve mucho. Creamos trabajos con siete colores y un pequeño texto y obtenemos resultados que rozan la perfección. Con el equipo BOBST ahora podemos producir etiquetas muy mejoradas. También estamos imprimiendo con tintas de baja migración, muy apreciadas por el sector alimentario.»

Lexit’ es un especialista en etiquetas escandinavo con sede en Noruega, Suecia y Dinamarca y con una planta de producción en Suecia. Su facturación total asciende a unos 40 millones de euros. Se fundó en 1993 como desarrollador de software y códigos de barras para etiquetas y posteriormente se lanzó a la producción de etiquetas impresas.

La planta de Mölnlycke cuenta actualmente con una plantilla de 63 trabajadores y antes de instalar la BOBST M5 en octubre de 2017 ya disponía de cinco impresoras flexo Mark Andy convencionales, dos unidades de troquelado Omega de AB Graphics y una impresora de etiquetas digital HP Indigo 6000. También posee dos unidades de troquelado Digicon y una unidad IML de Prati.

Ventajas en tiradas cortas

Cuando la planta de Mölnlycke decidió ampliar su capacidad en tiradas cortas, en un principio consideró la instalación de otra imprenta digital, explica Paulin. «Ninguna imprenta digital podía servirnos la cantidad de etiquetas que necesitábamos imprimir cada semana, de modo que habríamos tenido que comprar más de una impresora. Por suerte nos dirigimos a BOBST y descubrimos el proyecto REVO.»

REVO Digital Flexo es una colaboración multiproveedor que combina un set de siete colores de tinta de baja migración con curado UV diseñado por Flint Group con software de preimpresión y separación y unidades de exposición de planchas CDi desarrolladas por Esko, procesadores y planchas de superficie plana EFX de DuPont, impresoras flexo BOBST con alto grado de automatización fabricadas por Bobst Firenze en Italia, sistemas de control de procesos y monitorización por cámaras de AVT y materiales para etiquetas de UPM Raflatac.

Lexit utiliza todos los componentes del sistema, solo que únicamente dispone del sistema de monitorización por cámaras de AVT y todavía no cuenta con la automatización completa. En lugar de eso la impresión y el perfilado se realizan con equipos de medición de X-Rite, otro de los socios REVO.

REVO, imbatible frente al sistema digital

La impresora BOBST M5 admite bobinas de hasta 530 mm de ancho y funciona con una velocidad de hasta a 200 m/minuto. «Lo mejor es que se puede introducir el siguiente trabajo con los cilindros de impresión con la máquina en funcionamiento», afirma Paulin. «En realidad ello no tiene que ver con REVO, es una función de BOBST.»

La impresora M5 de Lexit’ se ha configurado para anchos de etiqueta de 430 mm, con diez unidades de color, para blanco, el set de colores REVO CMYK, naranja, verde y Reflex Blue y dos unidades finales que pueden utilizarse para blanco, transparente o colores especiales. Dispone de una unidad de estampación en frío montada sobre guías para su aplicación al iniciar o finalizar la secuencia de impresión. Además se ha equipado con los dispositivos de separación opcionales SnowBall y Bambi de BOBST y tiene una rebobinadora de torreta sin adhesivo, de modo que las etiquetas salen de la línea de impresión completamente acabada y lista para envasar y entregar.

El control de los procesos, la automatización y una precisión repetible eran características de REVO de lo más atractivas, aclara Paulin. «Había trabajado en el sector offset desde 1995 antes de llegar a Lexit», continúa. «Ahí normalmente se medían los colores, el montaje de planchas era automático, todo estaba automatizado en la impresora, así que cuando entré en Lexit hace siete años me di cuenta de que la impresión flexo necesitaba un gran cambio. Preparar cada trabajo flexo nuevo requería muchísimo tiempo en comparación con la tecnología offset.»

Color consistente y cambios instantáneos

Una gran ventaja de los procesos REVO es la consistencia —afirma—, ya que siempre se utilizan los mismos colores de tinta en la impresora y hay un control muy preciso del grosor y la presión de la tinta, mientras que los cilindros anilox se producen con tolerancias muy altas. «Se acorta mucho el tiempo de preparación, puesto que no es necesario lavar los tinteros ni estar cambiando los anilox y los colores todo el tiempo», confirma Paulin.

Lexit instaló sus propios sistemas de preimpresión y confección de planchas para poder controlar todo el proceso de forma integral, afirma Paulin. «Si apuestas por el sistema REVO ciertamente tienes que confeccionar las planchas tú mismo», aclara. «Podemos tener las planchas listas para los clientes en una hora si realmente se trata de un trabajo de máxima urgencia. No se aprecia una gran diferencia con respecto al trabajo digital —podemos imprimir un trabajo el mismo día si así se requiere realmente, pero en ese caso tendremos que aplazar otros trabajos ya planificados.»

Normalmente los clientes quedan satisfechos con la precisión del set de siete colores REVO para la mayoría de valores Pantone, confirma Paulin. «Puede que el color no siempre coincida exactamente, pero se aproxima mucho. Lo mismo sucede cuando se mezcla un color de tinta Pantone: no siempre coincide exactamente por el material u otros factores. Nosotros siempre imprimimos lo más adecuado según el trabajo y el cliente. Algunas veces REVO, otras digital y otras flexo con colores Pantone.»

Flujo fluido gracias a la colaboración

En resumen, ¿cuál cree Paulin que es la mayor ventaja de adoptar el proceso REVO? «Me gusta que con REVO la preparación sea más ágil y cada vez se tenga un mayor control de los colores de la impresión. Además, gracias a REVO puedes contar con el trabajo conjunto de todos los socios del grupo. Antes tenías que comprar cada pieza por separado y si había algún problema todos se culpaban entre sí. Ahora el grupo trabaja conjuntamente para ayudarte y eso no tiene precio.»

Noticias relacionadas

Bobst Group Ibérica, S.L.

APARTADOS: Suministros para cartón ondulado y cajas, Suministros para envases y materiales flexibles, Suministros para la manipulación de papel y cartón 08018 BARCELONA, España Más información