Pasaban: Corte limpio al consumo

Pasaban ha logrado que la potencia consumida en sus máquinas sea del orden de aproximadamente un 20% de su potencia instalada, introduciendo en los procesos diversos equipos de última tecnología que permiten la recuperación de una gran parte de la energía utilizada para el funcionamiento de sus instalaciones de corte de papel.

[Redacción] La compañía lleva desde su nacimiento, hace más de 80 años, incorporando en la maquinaria que fabrica avances, no solo encaminados a incrementar la productividad, sino a mejorar el ahorro de energía y en el último año ha conseguido que todas las máquinas producidas lleven incorporados sistemas tanto en los motores principales como en algunos de sus elementos auxiliares, que permiten transformar en energía eléctrica la energía mecánica potencial del propio sistema, dicho de otra manera, minimizando el consumo real de energía de la propia red.

Fruto de la introducción en todas las fases del diseño y producción de una estrategia de ahorro energético, Pasaban ha desarrollado diversos métodos de recuperación de esa energía, principalmente focalizado en tres áreas:

Ahorro mediante accionamiento directo de corte transversal

Los motores del bloque de corte transversal, mecanismo fundamental en una cortadora es otro de los puntos donde se apoya el ahorro energético. Los rodillos en los que se sitúan las cuchillas (portacuchillas) han de realizar grandes aceleraciones y deceleraciones en cada rotación con el fin de adecuarse a la medida del corte a aplicar en el papel. El sistema desarrollado por Pasaban permite un importante ahorro energético gracias a la conversión en electricidad de la energía mecánica derivada de la inercia de esos rodillos y almacenaje de la misma.

Por medio de modernos motores torque, que se estima, necesitan un promedio de un 5% a un 7% menos de potencia para las mismas condiciones de par requerido que otro tipo de motores asíncronos de alto par, así como de reguladores de velocidad con control digital y bancos de baterías para poder almacenar la energía proveniente de los motores, el consumo directo de electricidad se reduce al mínimo al utilizar la energía que previamente ha sido recuperada desde el motor.

Según cálculos efectuados con modelos matemáticos propios de Pasaban, se puede alcanzar un ahorro de un 70% de la potencia instalada para esos motores, lo que puede suponer, según configuración de la máquina, hasta 210 Kw del accionamiento total del grupo de corte. Además, se consigue una reducción energética de un 10% adicional gracias a la utilización de fuentes de rectificado, que devuelven a la red eléctrica interna los excesos de fluctuación de la energía de los motores.

Ahorro mediante energía recuperada en sistema de apilado de hojas

Otra de las aplicaciones de las que se sirven las cortadoras de Pasaban para limitar el coste energético es un sistema que se aplica en las mesas de apilado donde se van formando las pilas de hojas. Este proceso de apilado de papel/cartón posee una gran energía potencial, ya que dichas pilas pueden alcanzar pesos de hasta cinco toneladas, según el tipo de máquina. Cuando la mesa desciende lentamente, un sistema de motor asíncrono AC y un convertidor de frecuencia transforma la energía del frenado continuo en energía devuelta a la red.

Con estos equipos, Pasaban ha conseguido un ahorro de hasta un 70% de la potencia instalada, que en términos absolutos, puede representar una reducción energética de unos 15 Kw en el accionamiento de dicha plataforma de apilado.

Ahorro mediante accionamiento de frenado de bobinas

Finalmente, la compañía ha mejorado tanto en sus cortadoras como en bobinadoras el sistema de recuperación de energía en las aplicaciones comúnmente conocidas como frenado mediante motor-generador de freno. Con el empleo de motores generadores de freno en lugar de pastillas de ferodo, se consigue que la energía mecánica que se genera al tirar de la bobina mediante la prensa de arrastre se transforme en electricidad que, nuevamente, se revierte en la red. Este procedimiento permite un ahorro energético cercano de hasta un 80% de la potencia instalada, pudiendo equivaler en algunos casos hasta 50 kW por accionamiento de cada bobina de papel.

Pasaban es consciente de la importancia que ha cobrado el ahorro energético en los bienes de equipo industriales y está comprometido con una estrategia en esa línea, no solo por las evidentes disminuciones de costes que se obtienen gracias a la aplicación de estos modernos sistemas, sino por la necesidad de que las empresas contribuyan al sostenimiento del medio ambiente, lo cual repercute a toda la sociedad y no debe ser ajeno a ninguno de nosotros.

Noticias relacionadas

Pasaban, S.A.

APARTADOS: Suministros para la manipulación de papel y cartón, Empresas de servicios, Suministros para envases y materiales flexibles 20400 TOLOSA, España Más información