Texia y Epson: la digitalización de los procesos para cerrar el círculo de la sostenibilidad

Desde su fundación en 1917 Texia ha sido una empresa que ha basado su crecimiento en la anticipación y posterior adaptación a los cambios sociales y de consumo. Así pudo superar la crisis del petróleo, la del tergal y la del ancho de telar a lo largo del siglo XX.

Esta colaboración permite a Texia seguir innovando y creciendo dentro del sector, mientras que a Epson le da la oportunidad de impulsar empresas que están revolucionando el sector.

Redacción Alabrent

Una forma de hacer y entender el mundo que la compañía también aplicó para sobrevivir ante la entrada de la producción asiática y el cambio en la cultura del consumo. Fue entonces cuando Texia apostó por la sostenibilidad como única vía para garantizar la viabilidad de la empresa, no solo como un valor añadido sino como el eje sobre el que pivota la ‘misión, visión y valor’ de la compañía. Y lo hizo, sobre todo, a través de la optimización de los procesos.

En este sentido, Texia patentó en su día la tecnología seamless. Basada en la ausencia de costuras, permite eliminar algunos pasos en el proceso de producción con un doble beneficio: elevar la competitividad de la empresa y reducir el consumo energético y de materias primas. Mediante esta tecnología única en el sector se elimina el 30 % de materiales destinados a las costuras y permite a la compañía que sus productos (MyDrap y Roll Drap) sean los más competitivos del mercado.

Digitalización de los procesos de la mano de Epson
En pleno proceso de transformación, Texia quiso dar un paso más allá en la optimización de los procesos a través de la estampación digital pigmentaria, encontrando en Epson un aliado perfecto para ello. La compañía catalana adquirió dos Monna Lisa Evo Tre de 32 cabezales, una impresora digital distinguida por el uso de colorantes de estampación pigmentarias. Actualmente, se utilizan para dos proyectos relacionados con la moda: uno de moda infantil y otro de camisería de hombre.

La tecnología de la Monna Lisa permite que el cabezal trabaje en vacío y a baja temperatura, lo que hace desaparecer las dificultades asociadas al tipo de resina. Así, no hay necesidad de un posterior vaporizado y lavado, lo que reduce al mínimo la huella hídrica. Además, la Monna Lisa permite a Texia dar respuesta a los requisitos del mercado mediante tiradas cortas de calidad, producción bajo demanda y ahorro de costes.

Esta colaboración permite a Texia seguir innovando y creciendo dentro del sector, mientras que a Epson le da la oportunidad de impulsar empresas que están revolucionando el sector. De hecho, Texia está trabajando codo con codo junto a ingenieros y especialistas de Epson para el desarrollo de una máquina de estampación pigmentaria capaz de aplicar el estampado y poder cortar después las servilletas y demás productos MY DRAP. La tecnología digital permitirá a Texia crecer de una forma sostenible situando esta maquina en cualquier parte del mundo, de forma escalable y superando muchos de los desafíos que se nos presentan en sostenibilidad.