ecovio® de BASF ayuda a cerrar el ciclo de nutrientes hacia una Economía Circular

El cambio climático y el crecimiento de la población han hecho que el concepto de Economía Circular sea cada vez más importante para el ciclo alimentario y de nutrientes. A partir del plástico compostable certificado ecovio®, BASF ha desarrollado una gama de materiales destinada a una amplia variedad de aplicaciones y se pueden utilizar en todo el ciclo alimentario.
ecovio® de BASF ayuda a cerrar el ciclo de nutrientes hacia una Economía Circular
El plástico biodegradable certificado parafilms de acolchado, frutas y verduras, así como para residuos orgánicos, añade valor para los clientes, los consumidores finales y la sociedad en general.

[Redacción] Ahora numerosos estudios de instituciones de investigación independientes confirman las ventajas de ecovio® para la producción, el embalaje, el transporte y la recogida de residuos, que se basan en la biodegradabilidad certificada del material para el compostaje industrial y doméstico, así como en el suelo. Los estudios lo demuestran: se reduce la cantidad de desecho alimentario, los nutrientes vuelven al suelo por medio de mayor volumen de compost generado y se evita la acumulación de plásticos en el suelo.

Películas para mantillo biodegradables destinadas a una agricultura sostenible

Los agricultores de muchos países utilizan películas finas de polietileno (PE) para aumentar el rendimiento de sus cultivos. Sin embargo, tras la cosecha a menudo les resulta imposible recuperar estas películas por completo, especialmente cuando su grosor es, de apenas, unas pocas micras. Por esta causa, los restos de PE llegan hasta el suelo, donde se acumulan ya que no se pueden descomponer. Ahora un estudio de ETH Zürich (Suiza) ha demostrado por primera vez que los microbios del suelo pueden alimentarse con las películas fabricadas con -tereftalato de adipato de polibutileno (PBAT). Los microorganismos emplean el carbono del polímero para generar energía y formar biomasa. Esto significa que el PBAT se degrada biológicamente en el suelo y no permanece en él como un microplástico, algo que sí ocurre con el PE.

ecovio® M 2351 de BASF es un plástico certificado (EN 17033) biodegradable en el suelo y destinado a películas para mantillo, formado por el copoliéster biodegradable ecoflex® (PBAT) y otros polímeros biodegradables fabricados con materias primas renovables. Las películas fabricadas con ecovio® M 2351 se pueden dejar en el suelo tras la cosecha, con lo que se evita el laborioso proceso de recogida y reciclaje. Los microorganismos naturales, como bacterias u hongos, reconocen la estructura de la película de acolchado de ecovio® M 2351 como un alimento que pueden metabolizar. Los productos finales que quedan tras la biodegradación por parte de los microorganismos son CO2, agua y biomasa.

Evitar el desperdicio de comida mediante un embalaje inteligente de frutas y verduras

Gracias a su transpirabilidad, las bolsas para frutas y verduras fabricadas con ecovio® ayudan a que los alimentos se conserven durante más tiempo. Este es el resultado de un estudio de la Universidad de Recursos Naturales y Ciencias Biológicas Aplicadas de Viena (Austria), que midió el período de conservación de diferentes tipos de frutas y verduras almacenadas en bolsas fabricadas con PE y con ecovio®. Las bolsas para frutas y verduras fabricadas con ecovio® ofrecen mejores niveles de transmisión de vapor de agua y oxígeno, optimizando así la humedad y la concentración de oxígeno en frutas y verduras colocadas dentro de una bolsa con el volumen adecuado. Esto a su vez aumenta el período de conservación. Por ejemplo, los tomates se pueden conservar hasta cuatro veces más en bolsas de ecovio® que en bolsas de PE. De esta forma, un embalaje inteligente puede reducir el desperdicio alimentario. Además, las bolsas para frutas y verduras fabricadas con ecovio® no solo son bolsas de transporte y almacenamiento, sino que cuando se reutilizan como bolsas para residuos orgánicos pueden mejorar la recogida y recuperación de residuos de comida.

Limpias, seguras y sencillas: recogida de más residuos orgánicos con bolsas compostables de doble uso

La recogida separada de residuos orgánicos es un requisito previo para la recuperación de nutrientes y por tanto de un ciclo de nutrientes cerrado. Una serie de proyectos piloto, p.ej. en Berlín y Bad Dürkheim (Alemania), así como en India y China, han demostrado que los consumidores recogen una cantidad notablemente superior de residuos orgánicos con bolsas de plástico compostable cuando se les facilita el acceso a las bolsas. Los consumidores recogen entonces restos de comida que normalmente no recogerían, como residuos de aceite o de alimentos líquidos. Además, disminuye significativamente el número de bolsas no compostables que se tiran en los contenedores de residuos orgánicos.

Las bolsas compostables de doble uso fabricadas con ecovio® permiten recoger una mayor cantidad de residuos de cocina para su recuperación orgánica de forma limpia, segura y sencilla, sin bolsas empapadas ni olores desagradables porque ecovio® es resistente a la rotura y a la húmedad. Bajo las condiciones de la planta de compostaje industrial, ecovio® es totalmente biodegradado por los microorganismos y sus enzimas en pocas semanas (tal como se define en EN 13432). El valioso compostaje se puede aprovechar posteriormente para aumentar la densidad de nutrientes en el suelo, cerrando así el ciclo de nutrientes.

www.biopolymers.basf.com

Noticias relacionadas

Basf Española, S.L.

APARTADOS: Suministros para envases y materiales flexibles 08017 BARCELONA, España Más información