La impresión que no cesa

Antes, uno como mucho quería seguirle el ritmo a la persona de al lado, como ese vecino que parecía que lo tenía todo. Si el vecino se compraba un cortacésped nuevo, nosotros también. Pero, con los años, las reglas del juego han cambiado. Ahora no solo competimos con el de al lado, sino también con nosotros mismos.

por Mike Horsten, director de marketing de Mimaki EMEA

[Redacción] Varios estudios demuestran que el ritmo de vida ha aumentado un 10% en todo el mundo desde mediados de la década de los noventa. En algunos lugares, se ha incrementado hasta un 20%. En Singapur, por poner un caso extremo, el ritmo de vida ha subido un increíble 30% en los últimos diez años. Los numerosos avances tecnológicos son quizás la razón de que vivamos todos con esta sensación colectiva de urgencia permanente. La inmediatez de la comunicación ha cambiado nuestra percepción del tiempo. Ahora, todo es para ayer. El resultado es que el tiempo nos aplasta, estamos estresados, superados.

Pero ¿hacía qué corremos? Es probable que, si nos detuviéramos un momento a reflexionar, no encontráramos una respuesta satisfactoria. Puede que diéramos con una explicación –“No tengo tiempo, tengo mucho que hacer, estoy muy estresado”–, pero estas razones no están en el origen del frenesí en el que vivimos.

En realidad, no son más que los síntomas de un problema mucho mayor. La razón de que siempre estemos corriendo es que pensamos que el tiempo no se puede perder. Creemos a pies juntillas que no tenemos tiempo suficiente y, en consecuencia, no lo tenemos. Parafraseando a Shakespeare, nada es verdad, pero pensarlo lo convierte en cierto. Si pensáramos que el tiempo es abundante, me atrevo a decir que seríamos mucho más felices.

En Mimaki, hemos encontrado una solución a esta manera vertiginosa y laboriosa de hacerlo todo que tenemos los humanos. La nueva impresora JV300 y la nueva máquina de impresión y corte CJV300 con tintas de base disolvente. Son más rápidas y avanzadas que cualquier modelo con tintas de base disolvente que hayamos diseñado nunca, con más tecnología para imprimir las 24 horas del día, detección automática de parada de las boquillas, sustitución de boquillas e incluso un método de notificación por correo electrónico para saber el estado del equipo. Con todas estas innovaciones, le devolvemos una parte del tiempo perdido, para que vuelva a disfrutar del estresado mundo de la impresión.

A crear… juntos.

Noticias relacionadas

Digidelta Madrid, S.L.U.

APARTADOS: Suministros para impresión digital 28670 VILLACIOSA DE ODON, España Más información