El barnizado flexográfico abre nuevos mercados con valor añadido en impresión offset

Para los impresores de offset, tanto si se especializan en impresión comercial como en impresión de packaging, las técnicas de acabado constituyen una forma efectiva de aportar valor añadido. Los barnices o los agentes de recubrimiento se han aplicado tradicionalmente para proteger los elementos gráficos o el contenido de los envases. Hoy se usan cada vez más para hacer que un producto o un mensaje destaque, y ofrecer así un acabado atractivo que distinga el producto e influya en la decisión del consumidor de comprar cuando se encuentra en la tienda.
El barnizado flexográfico abre nuevos mercados con valor añadido en impresión offset
"Los recubrimientos de barniz flexo, aplicados después de la etapa de impresión, protegen los gráficos impresos en offset subyacentes y proporcionan una presentación de marca de alta calidad".

En los últimos años se han desarrollado una gran cantidad de nuevos barnices UV y de base agua con propiedades químicas que crean una interesante variedad de efectos. Estos efectos permiten una gran diversidad de diseños creativos, muy atractivos tanto visualmente como al tacto. Además, gracias a las innovaciones en el suministro de tinta para flexografía, estas características se pueden aplicar de forma productiva y eficiente, en una sola pasada, lo que ofrece al impresor flexibilidad para competir en nuevos mercados con valor añadido.

Acabados con una estética exquisita y valor añadido, múltiples efectos creativos

Quizás el efecto estético más habitual asociado con el barnizado es una cobertura total mate o brillante, aplicada mediante un proceso de flexografía tras la impresión offset. Los barnices UV se eligen cada vez más, ya que ofrecen valores de brillo que pueden ser entre 10 y 15 puntos superiores a los que se obtienen con alternativas convencionales.

Con dos unidades de barnizado se puede crear un motivo mediante el contraste que se crea al combinar barnices mates y brillantes en el diseño. Tras la aplicación de colores de cuatricromía, se aplica un barniz mate UV en una zona determinada, y en el resto del área de la imagen se aplica un barniz brillante UV. El motivo mate es claramente menos liso que el área circundante.

Los barnices con fragancias constituyen una poderosa herramienta promocional para perfumes, alimentación y bebidas. Las esencias están microencapsuladas y la fragancia se libera al frotar la superficie. En este caso, se recomienda una operación de barnizado puntual dual posterior a la impresión: primero, para aplicar el barniz con fragancia, y luego, para cubrir el área restante con un barniz mate protector.

Las tintas con pigmentos metálicos dorados y plateados se utilizan para crear un sinfín de tonos metálicos en envases de cartón plegable o catálogos y revistas de alta calidad. Gracias a su intensidad, se obtiene un elevado brillo incluso si solo se aplica una capa fina. Pueden ser UV o convencionales. La tinta metálica se puede aplicar antes o después de los procesos de impresión.

Los barnices brillantes son otro efecto ópticamente variable emergente que es posible gracias a la aplicación de barnices especiales. Estos barnices producen reflejos que brillan con intensidad variable según el ángulo de observación. Los barnices son transparentes y permiten obtener un alto nivel de brillo que confiere un toque de dinamismo a los productos comerciales y de cartón plegable.

Iriodin es un pigmento nacarado brillante que contiene mica mineral y está recubierto con una fina capa de óxidos. Estos barnices crean unos efectos de color brillantes e iridiscentes que varían cuando cambia el ángulo de observación. Sus aplicaciones son muy diversas. Pueden citarse, por ejemplo, envases de cartón plegable para cosmética, tickets, etiquetas y carnés. La unidad de flexografía para la aplicación de Iriodin está ubicada en primer lugar en la secuencia de impresión, antes de la impresión offset de los colores de cuatricromía. Pueden utilizarse más unidades de barnizado para aplicar una capa de imprimación de base agua y un acabado posterior brillante/mate, metálico, de Iriodin o de otro tipo.

Suministro integrado y automatizado de barniz para optimizar la productividad

Los sistemas de impresión flexográfica ofrecen la solución óptima para la aplicación de barniz cuando se usan máquinas de impresión offset. El agente de recubrimiento de flexografía, a diferencia del de offset, tiene propiedades químicas que permiten un secado rápido por aire o un curado a mayor velocidad, proporcionan mayor brillo, mayor resistencia al roce y evitan que el barniz amarillee.

Además, un sistema de flexografía puede aplicar una capa de recubrimiento gruesa y uniforme con una precisión constante, lo que resulta esencial para la funcionalidad.

TRESU, especialista en equipamiento y tecnología para máquinas de flexografía, ha desarrollado un concepto completo para aplicar incluso los recubrimientos más sensibles de forma productiva, en línea y con un tiempo de inactividad mínimo. Esto comprende unidades personalizadas, con circuladores, acondicionadores, rodillos anilox correctamente grabados y rasquetas de cámara cerrada con control de presión para aplicar capas de barniz limpias y homogéneas en todo el sustrato, y con sistemas de secado y curado con bajas emisiones para que el producto barnizado se pueda procesar en una pasada a velocidades de hasta 18.000 hojas por hora. Otro aspecto muy importante es que los sistemas de barnizado flexográficos presentan un alto grado de automatización, lo que minimiza los tiempos de limpieza y configuración.

Tecnología de control de presión TRESU

El circulador regula automáticamente el flujo del agente de recubrimiento hacia la cámara y hacia el rodillo anilox en funcionamiento mediante un sensor que detecta la presión del barniz y las velocidades de la máquina de impresión. La rasqueta de cámara cerrada presenta un sistema de cierre hermético de goma que evita las fugas, y dos rasquetas que hacen de barrera. El control preciso de la presión y el flujo del barniz es posible gracias a que el barniz no entra en contacto con la atmósfera en ninguna fase del trayecto hasta el rodillo anilox. Así pues, hay una presencia constante de líquido entre el rodillo anilox y las rasquetas que impide que entre aire en la cámara o en las celdas del rodillo anilox y, de este modo, permite una impresión limpia y sin burbujas.

Muchos de los barnices especiales para obtener acabados brillantes que se han enumerado anteriormente deben suministrarse con niveles de viscosidad relativamente altos y contienen pigmentos que deben estar distribuidos de forma homogénea en toda la mezcla, evitando que se sedimenten.

TRESU ofrece una amplia gama de circuladores y acondicionadores para barnices que están específicamente diseñados para la viscosidad, los efectos sensoriales y las características químicas de los barnices, con opciones para control de presión y automatización.

Existen circuladores para barnices UV y de base agua. Los diseños con bombas de diafragma y sistema de limpieza automática con detergentes son los más adecuados para los barnices estándar y sensibles a la formación de espuma. Las unidades de barnizado combinadas proporcionan una solución de barnizado «dos en uno» para barnices UV y de base agua, con circuitos independientes para cada sistema de barnizado. Las unidades de barnizado con bombas peristálticas ofrecen soluciones para todas las necesidades y son adecuadas para aplicaciones de alta viscosidad, blanco opaco, metálicas, Iriodin, brillantes y otros efectos especiales.

Los acondicionadores de barniz regulan la temperatura de los barnices UV e incorporan un sistema de rellenado automático para mantener constante la cantidad de barniz. El acondicionador calienta el agente de recubrimiento hasta una temperatura de 50 °C y puede funcionar de forma independiente o conectado con el circulador. Además, existen agitadores eléctricos o neumáticos con control de velocidad que impiden la sedimentación y la formación de espuma en el acondicionador.

Soluciones a medida

TRESU ofrece unidades de barnizado a medida para los líderes mundiales en máquinas de impresión offset. Con anchos de hasta 2.000 mm, pueden añadirse a máquinas de impresión nuevas o incorporarse a máquinas ya existentes, ya sea en línea o integradas con otros procesos de acabado paralelos a la máquina de impresión.

Los sistemas de barnizado ofrecen elevados niveles de automatización. Los circuladores realizan ciclos de limpieza automáticos de la cámara y el rodillo anilox en cuestión de minutos después de la producción. Por otra parte, una interfaz humano-máquina intuitiva facilita el manejo y la recuperación de fórmulas de trabajos anteriores con solo tocar la pantalla, lo que ahorra tiempo en trabajos repetitivos. Además de maximizar el tiempo de actividad, estas características reducen la intervención manual y aseguran una mayor homogeneidad en la calidad.

En resumen, la posibilidad de añadir barnices con distintos efectos hace posible obtener presentaciones únicas y creativas de packaging que transmiten al consumidor la calidad del producto y son capaces de captar su atención en un estante repleto de otros productos. De hecho, puede decirse que los barnices son un aspecto esencial de los envases de cartón plegable de alta gama a la hora de generar ventas en categorías de productos de alto valor y en crecimiento, como bombones, cosméticos, bebidas y electrónica de consumo.

Con un fabricante de tecnología flexográfica experto en cada fase del proceso de flexografía y una red de asistencia global, el impresor offset está en las mejores condiciones de aprovechar esas oportunidades y obtener un retorno de la inversión rápido y duradero.

Noticias relacionadas:

TRESU A/S

APARTADOS: Suministros para impresión offset, Suministros para cartón ondulado y cajas, Suministros para envases y materiales flexibles 6091 Bjert , Dinamarca Más información