DRO suministra gráficos de alta calidad en Gulf Carton


Martes 13 de Septiembre de 2016   443

Tras una nueva gran inversión que incluye la instalación de una nueva BOBST DRO 1628 NT RS, Gulf Carton Factory está en vías de conseguir su objetivo de convertirse en un líder de la postimpresión flexográfica de gráficos de alta calidad en la región de CCEAG (Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo).


Nueva BOBST DRO 1628 NT RS.
La Gulf Carton Factory de hoy es muy diferente de la que se fundó hace más de veintidós años, afirma Ing. Meshari Al Jabr, Director general de la planta de Al Ahsa en Arabia Saudí. «Desde que formamos parte de la multiempresa Al Jabr Holding Company, nos hemos beneficiado de una importante inversión en nuestra fábrica, equipos y procesos. Esta inversión nos ha permitido crecer de 50 empleados en 1994 a más de 325 y pasar de una capacidad de 500 toneladas al mes a aproximadamente 8'000 toneladas al mes».

La ampliación de la fábrica, las inversiones en la onduladora, la nueva logística, las actualizaciones en preimpresión y las instalación de tres líneas BOBST en tres años, han permitido a la empresa crecer para convertirse en una empresa con capacidades muy importantes que los compradores de embalaje de la zona están aprovechando. «Tenemos muchos clientes con los que nos une una larga relación y manifiestan que una de las razones por las que cuentan con nosotros es que consideran que somos muy abiertos», explica el Sr. Al Jabr. «Les escuchamos, especialmente en lo relativo a sus requisitos y en función de ellos, seguimos desarrollándonos».

Gracias a escuchar a sus clientes, la empresa se dio cuenta de que necesitaba invertir más en sus capacidades de impresión de alta calidad. «Nuestros clientes están desarrollando rápidamente su concepto de marca», afirma el Sr. Al Jabr. «Ahora cuentan con responsables de marca y equipos de marketing que se centran en productos concretos que necesitan impresiones de alta calidad para captar la atención».

Cuando Gulf Carton Factory empezó por primera vez a producir trabajos con gráficos de alta calidad, hace doce años, lo hizo en equipos que requerían pasar el trabajo por la prensa dos veces, una para imprimir y otra para barnizar y troquelar. La instalación de un sistema Esko Digital Flexo Suite y el traslado del trabajo a una prensa más adecuada, supuso que la planta fuera capaz de mejorar la calidad de impresión, peros sus clientes seguían pidiendo más. «Incluso utilizando la mejor preimpresión y planchas de impresión digital, la calidad de la máquina no era aún lo suficientemente buena para algunos clientes», recuerda el Sr. Charudutt Butala, Director de operaciones de Gulf Carton Factory.

Instalación de la DRO BOBST

Al no querer perder ese tipo de trabajo, los propietarios de la planta, Al Jabr Holding Company, decidieron que era el momento de invertir más en la impresión de gráficos de alta calidad en GCF, lo que permitiría a la planta diferenciarse por sí misma en el mercado. «Ahora, una parte significativa de nuestro trabajo son los gráficos de alta calidad y la demanda aumenta todo el tiempo», afirma el Sr. Butala.

Tras estudiar tres proveedores, la planta eligió una BOBST DRO 1628 NT RS de siete colores para suministrar sus capacidades de gráficos de alta calidad y la prensa se instaló a principios de este año. «La tecnología servo de la DRO y la transferencia por vacío implican que el registro sea mucho mejor de lo que podíamos lograr antes», explica el Sr. Butala. «Además hemos instalado un sistema BOBST Registron S5500, que se encarga de los registros automáticamente a medida que procesa sin que tengan que intervenir los operarios».

La limpieza electroestática de hojas, los secadores intermediarios de infrarrojos de JB Machinery y un sistema de control de tinta Duo-Technik hacen que la planta pueda obtener el máximo rendimiento de la velocidad de procesado de 11'000 cajas por hora de la DRO. «Hemos comprobado que ha sido una enorme mejora de nuestra calidad de impresión, tal como esperábamos», afirma el Sr. Butala. «Pero además podemos procesar al doble de la velocidad de las máquinas que usábamos antes». Para asegurarse de que la planta puede hacer frente a esta velocidad también cuentan con un prealimentador automático BOBST y un paletizador BOBST DRO totalmente automático. «Antes producíamos unas 600 toneladas al mes, con seis personas trabajando en la máquina que teníamos. Ahora podemos producir el doble del volumen con la mitad de personal».

La velocidad de procesado no es, por supuesto, el único factor importante para la producción. La facilidad de uso también favorece el alto rendimiento. Por este motivo la DRO se ha diseñado como una máquina «sobre foso», que mantiene todas las operaciones a nivel de suelo, mientras una interfaz hombre-máquina MPC3 registra los parámetros de hasta 10'000 trabajos, lo que hace que la configuración y procesado de la prensa sean muy sencillos.

Fácil de manejar

«Al principio, los operarios tenían un poco de miedo porque es una máquina muy grande de 2,8 m de ancho. Y con el prealimentador y el paletizador es una línea totalmente automática», recuerda el Sr. Butala. «Pero trabajaron con los formadores de BOBST y ahora se sienten seguros. Dicen que la máquina es muy fácil de configurar. Y como no tienen que estar abriéndola y cerrándola todo el tiempo, no tienen que estar limpiando continuamente los clichés como sucedía en la otra máquina».

Con la instalación finalizada según la planificación, comenzó la capacitación y el Sr. Butala afirma que esta fue muy fluida. «Estamos encantados con el servicio. Los ingenieros de BOBST con muy cooperadores y tienen una buena relación con los operarios. Otro aspecto positivo que hemos visto en BOBST es que una vez finalizada la formación, los formadores se quedan durante un tiempo. Así, ayudan y aconsejan a nuestros operarios en la producción real y para diferentes tipos de trabajos».

Con la llegada de más trabajo para la prensa, la producción comercial comenzó en febrero y desde marzo la empresa ha establecido dos turnos de trabajo. Inicialmente se planificó la producción de envoltorios troquelados con gráficos de alta calidad, la llegada de la máquina ha hecho que ahora las clientes hayan lanzado muchos proyectos para sustituir los “wraps” por “shelf ready packaging” para ser colocados en las estanterías.

La planta está especialmente impresionada por el servicio de apoyo al servicio que ofrece BOBST. «Mientras que los formadores de BOBST estaban aquí, si creían que se necesitaban recambios, los pedían directamente de la fábrica en Lyon, dentro de la garantía. Nos gusta este tipo de servicio proactivo. Con algunos de nuestros otros proveedores, la comunicación puede ser un problema y con frecuencia, tenemos que perseguirles y recordarles que hemos pedido un recambio. Pero con BOBST estamos muy contentos».

Confianza

Este tipo de servicio va muy bien con GCF, que se enorgullece de sus propios niveles de atención al cliente. «Como ya hemos mencionado, escuchamos a nuestros clientes para descubrir lo que necesitan. Además tenemos una rotación de empleados muy baja. La mayoría de nuestro personal principal lleva aquí mucho tiempo. Eso hace que nuestros clientes se sientan cómodos y puedan depositar mucha confianza en nosotros».

La planta de GCF se encuentra en la ciudad industrial de Al Ahsa, en la provincia oriental de Arabia Saudí, cerca de Bahrein y Qatar. Fundada en 1994, GCF originalmente atendía principalmente a clientes locales, pero ahora suministra embalaje a todas las zonas de Arabia Saudí y también exporta a Bahrein, Jordania y otros países vecinos. Los principales clientes de la planta actualmente se encuentran en los sectores de la bebida, agua, panadería, industrias, cerámica y agricultura. La empresa también ofrece sus servicios a las principales empresas lácteas de Arabia Saudí. «Empezamos con cajas sencillas marrones y blancas con impresión básica», recuerda el Sr. Butala. «Con el paso de los años, empezamos a producir cajas contraencoladas offset, pero la postimpresión flexográfica de alta calidad se distanciaba de las cajas contraencoladas y eso nos llevó a esta inversión en la BOBST DRO para impresión de gráficos de alta calidad».

Junto con los trabajos que encontramos en la mayoría de las plantas de cartón ondulado, GCF también realiza trabajos en los que se requiere una gran labor manual. «Hacemos algunos trabajos en los que el corte no puede quitarse de las troqueladoras automáticas, así que lo hacemos a mano», explica el Sr. Butala. «Es un trabajo que a muchas empresas no les gusta, pero nosotros lo hacemos porque nuestro objetivo siempre es satisfacer a nuestros clientes».

Con intereses financieros en GCF desde 1994, Al Jabr Holding Company tomó el control de la empresa en 2008 e inmediatamente empezó un programa de inversiones para aumentar la capacidad y competencias. Al Jabr es uno de los negocios con más éxito de Arabia Saudí, afirma el Sr. Al Jabr. Es el único agente del reino para los coches Kia y los electrodomésticos Haier, tiene intereses en materiales de construcción, negocios de lavandería y contratas y cuenta con divisiones de fabricación que junco con GCF, producen productos tan diversos como refrescos y chips inteligentes. «Ahora somos 100% propiedad de Al Jabr, lo que nos da un fuerte respaldo financiero», explica. «Antes teníamos unas limitaciones muy estrictas cuando era necesario invertir, pero ahora nuestro grupo siempre está dispuesto a realizar inversiones. Estamos en buenas manos, lo que nos da la seguridad de suministro a nuestros clientes».

Las inversiones en GCF han sido tanto en la planta como en la maquinaria. La adquisición del terreno adyacente a la planta permitió añadir una ampliación que ha supuesto un aumento de 42'000 metros cuadrados en el área y toda ella cumple ahora las normas de la industria alimentaria. Un programa de actualización para la onduladora BHS de 2,5 metros de la planta ha permitido la sustitución de un módulo de careado y las actualizaciones en marcha de la sección de secado, todo ello con el objetivo de mejorar la calidad, aumentar el rendimiento y reducir los desperdicios. «El nuevo módulo de careado nos ayuda a producir microondulados con mejor calidad», explica el Sr. Butala. «Algunos de los controles electrónicos Siemens de la unidad antigua estaba obsoletos. Ahora si hay una avería podemos recibir asistencia».

Se han realizado sustituciones similares en la sección de secado de la onduladora. «A veces teníamos que enfrentarnos a tiempos de parada causados por problemas electrónicos, lo que también suponía generar desperdicios. Así que decidimos cambiar la unidad entera para reducir ambos». Mientras la BHS estaba fuera de línea, la planta la utilizaba como «respaldo» de la onduladora TCY. Esta normalmente funciona en un solo turno pero cumple los requisitos de «gestión de riesgos» de algunos clientes para los que GCF es su único proveedor. Otras inversiones han sido una flejadora de palets, una máquina de refuerzos y separadores Solema, una unidad de envoltorio automática de alta velocidad y un insertador de palets/ cinta transportadora automática WSA.

Promesas cumplidas

Los orígenes de la decisión de adquirir la DRO 1628 NT RS pueden remontarse a diez años atrás, explica el Sr. Butala. «A pesar de que no teníamos ningún equipo BOBST en esos momentos, cada año el responsable de ventas de BOBST de nuestra área, el Sr. Naoufel Ghezal nos visitaba y actualizaba con los últimos desarrollos en equipos BOBST y en la industria en general». Cuando surgió la necesidad de sustituir una de las máquinas de cajas de la planta, la empresa decidió consultar con BOBST. «Fuimos a ver una FFG 924 en una planta en Alemania y nos impresionó verla funcionado a más de tres veces la velocidad que podíamos alcanzar con nuestras máquinas. También vimos que nuestros competidores locales habían elegido BOBST y nos dimos cuenta de que eran los líderes del mercado». Una vez que se compró e instaló la FFG 924 FP, el Sr. Butala quedó especialmente impresionado porque en la mayoría de los trabajos, la máquina funcionaba a la velocidad máxima indicada en las especificaciones de la misma. «Nuestra experiencia con otros fabricantes de equipos había sido que es frecuente que no puedas alcanzar las velocidades prometidas en los folletos».

El éxito de la FFG 924 llevó a la planta a comprar otra línea BOBST al año siguiente para satisfacer la demanda de un mercado muy concreto. «El área que nos rodea en Al Hasa es muy famosa por los cultivos de dátiles», explica el Sr. Al Jabr. «Hay muchos cultivos de dátiles y fábricas que los procesan. Necesitan cajas con muy poca altura». Aunque la planta podía procesar estas cajas en su FFG 924, las velocidades eran muy bajas debido a las dimensiones de la caja estaban casi en el límite de la capacidad concreta de la máquina. «Sabíamos que necesitábamos una máquina más pequeña que pudiera procesar estas cajas de poca altura a alta velocidad. Después de disfrutar del rendimiento de la FFG 924 en gran parte de nuestro trabajo, la decisión de adquirir una BOBST FFG 618 Quatro fue muy sencilla».

No solo equipos. BOBST además ofrece a GCF asistencia continua de mejora de procesos, afirma el Sr. Al Jabr. «Ahora tenemos un contrato de orientación técnica con BOBST. Dos o tres veces al año, en función de nuestras necesidades, nos visitan un instructor de BOBST para ayudar con los problemas de producción o un técnico de mantenimiento de BOBST para ayudarnos con el servicio proactivo».

Ya tenemos las certificaciones ISO 9001 Gestión de calidad e ISO 22000 Gestión de seguridad alimentaria pero hace poco un cliente potencial preguntó si GCF contaba con la acreditación de Cadena de custodia FSC. «Era una gran empresa de primer nivel», explica el Sr. Butala. «Gracias a los sistemas que ya tenemos instalados, pudimos pasar a la acción rápidamente y conseguir la acreditación en solo un mes. El cliente quedó muy satisfecho. La hemos logrado incluso antes de que sus proveedores anteriores la consiguieran y ya estamos recibiendo sus pedidos. La Cadena de custodia es una tendencia en alza en algunos sectores y esperamos que los competidores de este cliente sigan su mismo camino».

Las inversiones en GCF se han realizado en paralelo con una revisión de la imagen exterior de la empresa, en parte para borrar algunos vestigios de la antigua GCF de las mentes de los clientes. «Al igual que muchos de nuestros clientes, estamos prestando más atención a nuestra marca», explica el Sr. Al Jabr. «Hemos creado una nueva identificación visual para la empresa y hemos rediseñado completamente nuestro sitio web www.gulfcarton.net

Flexible

Las inversiones realizadas en GCF por el grupo Al Jabr han aumentado tanto sus ingresos como su cuota de mercado, afirma el Sr. Al Jabr. «A nuestros clientes les gusta especialmente que ha mejorado la calidad de impresión y el servicio sigue siendo excelente. También les gusta mucho que les atendemos bien cuando tienen una urgencia. Tenemos un cliente que tuvo que lanzar un producto en una semana. En veinticuatro horas habíamos creado las planchas y los troqueles y fabricado y suministrado las cajas. Estamos muy orgullosos de este tipo de logros. No es algo que podamos hacer todos los días, pero cuando un cliente nos necesita porque tiene una urgencia estamos ahí. Somos muy flexibles. Tener equipos como las líneas BOBST nos permite atender así a nuestros clientes».


Más información de la empresa:
Bobst Group Ibérica, S.L.
08018 BARCELONA, España




Noticias Relacionadas BOBST a la vanguardia de la innovación en Interpack 2017
La productividad total de Bobst impulsa a un fabricante de cajas de Quebec
La solución AlOx integrada de BOBST ayuda a Covinil a acceder a nuevos mercados
BOBST estará con sus novedades en ICE Europe 2017




Tweets por alabrent_mag



Suscríbete a nuestra newsletter: Mantente informado de las novedades, noticias y eventos de las Artes Gráficas.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. X Cerrar